martes, 8 de abril de 2014

Diabesidad “obesidad y diabetes”

La diabetes tipo 2 se caracteriza por hiperglucemia, resistencia a la insulina, alteración en la secreción de insulina  y por complicaciones a largo plazo.

La diabetes mellitus produce una enorme cantidad de muertes a nivel mundial y ha sido reclasificada como epidemia. La prevalencia de diabetes tipo 2 y obesidad ha aumentado tanto en países desarrollados como subdesarrollados. En los últimos 25 años la prevalencia de diabetes a aumentado al doble en USA.


Diabesidad

La obesidad induce la resistencia a la insulina e induce a una gran cantidad de moléculas que predisponen al individuo a un estado de inflamación y complicaciones metabólicas.  El origen de la enfermedad aun se desconoce al 100% pero se sabe que influyen factores genéticos y ambientales como obesidad, consumo excesivo de azúcar, grasas trans, grasas saturadas, sedentarismo y envejecimiento. Actualmente se usa el término “diabesidad” para definir la diabetes que se produce por obesidad. Se ha demostrado que existe una relación directa entre el índice de masa corporal y diabetes mellitus tipo 2.



La insulina actúa uniéndose a una proteína receptora de membrana celular, a lo largo de los años el páncreas se desgasta y los niveles de glucosa en sangre aumentan. La hiperglucemia produce un efecto toxico en las células afectando el receptor de insulina provocando una mala regulación de los niveles de glucosa plasmática. La resistencia a la insulina provoca un incremento en los ácidos grasos libres que causa un efecto lipotoxico incrementado la resistencia a la insulina en el hígado, músculos y tejido adiposo.  

El alto impacto que ha tenido la diabetes en la salud es debido a las complicaciones que presenta, incluyendo a las enfermedades cardiovasculares, neuropatías, nefropatías, retinopatías, etc.

El aumento de la obesidad en los niños ha causado que tengamos la primera generación de menores con diabetes tipo 2, disminuyendo sus expectativas de vida con respecto a sus parientes.


En 2010 a nivel mundial se gasto una cantidad de 376 mil millones de dólares para controlar la diabetes. Prevenir esta enfermedad reduciría notablemente los costos. Reducir de peso es una buena manera de prevenir la diabetes además que se ha demostrado que mejora los receptores de insulina.        

Fuente:
Riobó Serván, Pilar. 2013. Obesidad y Diabetes. Nutrición Hospitalaria. Volumen 28. Numero 5: 138-143.

My-Gene-Diet